La represión en el tardo-franquismo

En1963 se procedió a una suavización de leyes surgidas de la guerra civil y a la sustitución de los tribunales militares por el nuevo Tribunal de Orden Público encargado de ejercer la represión contra todo intento de reorganización política o sindical. Durante los 14 años de existencia de este Tribunal, se abrieron 3798 causas con 8934 procesados de los que un 78 % resultaron condenados con un total de 11419 años de condena. Los tribunales militares siguieron existiendo. Acogieron los delitos denominados de terrorismo, sólo que esta calificación estaba sometida a la arbitrariedad de los policías que efectuaban las detenciones. Bajo estos tribunales se efectuaron los juicios de Burgos; a Salvador Puig Antich; a Humberto Baena y otros militantes del FRAP y a Txiki y Otaegi que acabaron con varias penas de muerte de las que 6 fueron ejecutadas y el resto indultados tras una fuerte movilización popular nacional e internacional.

La represión del régimen no se circunscribió a las instituciones. Al margen de ellas e incluso desde dentro, actuaron toleradas bandas fascistas y parapoliciales y la misma policía mostró sistemáticamente su exceso de celo y saña en la represión. Consecuencia de estas actividades fue un número considerable de muertos y heridos, brutales palizas, detenciones extrajudiciales, etc., que se sucedieron a lo largo del franquismo tardío. El resumen en cifras de estos 18 años fue de 214 muertos repartidos entre 10 ejecuciones, 10 por tortura, 77 en actuaciones policiales contra militantes o controles de carretera, 46 en atentados fascistas y parapoliciales, 5 por secuestros y 58 en actuaciones de las distintas policías contra manifestaciones o actividades de propaganda, más 8 por otras causas. Y esta lista puede estar incompleta.

El número de detenidos que no llegaron a los juzgados, los que pasaron breves periodos de cárcel con multas gubernativas, el de actuaciones represivas localizadas, es incalculable. Para una historia veraz y total de estos años resulta imprescindible que se abran los archivos de la Brigada Político Social, de la Guardia Civil y la Policía Armada como han hecho las policías políticas de otros países (PIDE, STASI,…), lo que hasta la fecha no se ha reclamado todavía.

La ponencia corre a cargo de J. Rdguez. Barrio miembro de La Comuna. Asociación de presxs del franquismo

 

Fecha de publicación: 2013-10-15 17:46:35
Calidad del audio: khz, bitrate:
Descargar podcast (0 kb | minutos) Comentarios: 0

Comentarios

Si desea enviar un comentario sobre este episodio rellene el siguiente formulario ...

Nombre:


Email:


URL:


Comentario:


Por favor, teclea el código de seguridad para enviar el comentario: